Información correcta y disponible: la clave de una buena gestión de activos forestales

//Información correcta y disponible: la clave de una buena gestión de activos forestales

Información correcta y disponible: la clave de una buena gestión de activos forestales

por Rafael Naumann,
Ingeniero Forestal

04 de junio de 2019

Información correcta y disponible: la clave de una buena gestión de activos forestales

Hemos visto, en los últimos años, esfuerzos para intentar, dentro de una rutina de actividades que inclusive permita la flexibilidad, lidiar con la generación y registro de informaciones, de forma que todo lo que se produzca genere un registro o documento que permita, siempre que sea necesario, el rescate de estas informaciones.

Es bien sabido que, en la práctica, las empresas del sector forestal que trabajan sin una metodología rígida de control incurren, invariablemente, en problemas consecuentes de mala gestión de recursos, sean tanto humanos y/o materiales. Los “arreglos” son más comunes de lo que se piensa. Un ajuste aquí otro allí, un volumen de bosque que está debajo de lo esperado, un stock de insumo que tiene un “agujero”, un error en una operación que necesita ser omitido, un costo que no cerró, pero que necesita cerrar.

Todo ello genera una cultura de acomodo dentro de estas empresas, que se acostumbran a corregir problemas de forma muchas veces equivocada, casi siempre empujando la suciedad por debajo del tapete, con la esperanza que nadie descubra estas maniobras, con la sensación que “los fines justifican los medios”. Muchas veces las maniobras son realizadas con buenas intenciones, pero pueden ser consideradas ilícitas o inaceptables dentro de una empresa, aun más en una época donde las exigencias en relación a la compliance y a la gobernanza son crecientes.

La implantación de un sistema de gestión interno e integrado entre las áreas, sin brechas y posibilidad de maniobras, muchas veces viene acompañada por un choque de realidad por parte de funcionarios. Es común que estas nuevas herramientas sean mal recibidas en el ambiente productivo porque impiden, en diversos niveles diferentes, que el funcionario lidie con la que tiene a mano de forma que lo encuentre más conveniente. Lo que se espera de éste muchas veces es entregado, sea por las vías más correctas o no. No es raro oír de muchos que, con la implementación de la herramienta, “el área no funcionará”.

Inclusive hoy es posible ver a grandes empresas forestales brasileñas tropezando con sus propios pies cuando se habla de controles. Son grandes volúmenes de datos incoherentes, imprecisos, frágiles, que simplemente no cierran o no se conectan de forma precisa.

Felizmente, la práctica muestra que las dificultades iniciales generadas por la implementación de nuevas herramientas son pasajeras. Con el pasar del tiempo, las nuevas prácticas son absorbidas por los equipos, que se adaptan a la nueva realidad y, en la mayoría de las veces, abrazan la idea y pasan inclusive a defenderla.

Un sistema de gestión forestal moderno mantiene integrados todos los datos de gestión de tierras, GIS, informaciones catastrales, silvicultura, cosecha, infraestructura y transporte, inventario forestal, vivero de plantones, recursos humanos y toda la generación de datos económicos consecuentes de la gestión de la empresa. Cabe a quien está al frente tener bien definido el plan que está siendo seguido y asegurar que todas las informaciones necesarias para abastecer y controlar el desarrollo de este plan estén siendo manipuladas y registradas de forma correcta.

Tecnologías modernas permiten el aumento de la asertividad en el control de actividades y rendimientos, y están cada vez más integradas con herramientas de uso diario. El proceso forestal camina cada vez más hacia la era de la “precisión”, ya en franco desarrollo por el sector agropecuario. Diferencias entre estos sectores crean nuevos desafíos para las empresas y desarrolladores, que desafían diversos paradigmas históricos que de a pocos están siendo derribados.

El sector mira en un proceso altamente integrado, con control de informaciones (y uso de estas informaciones para mejorar la toma de decisiones estratégicas de la empresa) y uso racional de recursos, lo que lleva a procesos más eficientes. Modelos de gestión integrados pretenden evitar errores voluntarios e involuntarios, toda vez que todo lo que se hace queda registrado. Además de ello, el proceso de integración permite que acciones puntuales y fuera de la curva se vuelvan visibles muchas veces hacia otros sectores de la empresa.

Las empresas que piensan, en el futuro, mantenerse en evidencia en el mercado necesitan reaccionar de la forma más profesional posible desde hoy, bajo el riesgo de implosionar debido a la pérdida del control sobre aquello que administran. Llegamos a un punto donde ello pasó a ser una cuestión de sobrevivencia.

Dejar algunas de estas tomas de decisión para la mente creativa del hombre puede exponer empresas, generar perjuicios y problemas legales. Es necesario que las empresas se resguarden de la forma más eficiente posible para evitar cualquier tipo de problema.

INFLOR, líder en sistemas de gestión forestal, ayuda a las empresas a maximizar el desempeño en la administración de activos forestales y promueve más asertividad en la toma de decisión, con sistemas que permiten reunir y administrar informaciones sobre todo el proceso, dando disponibilidad en tiempo real para quien necesite acceder.

Guía con las principales características y beneficios del sistema INFLOR Forest

Descubra cómo las principales empresas del sector están maximizando sus resultados a través de la gestión eficiente de sus activos forestales.

Para acceder es necesario el
Registro de nombre y correo electrónico.

  • Este campo é para fins de validação e não deve ser alterado.
2019-06-17T14:27:23-03:00

Deixar Um Comentário

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.